Chistes sobre gatos

¿Cómo se dice gato en chino?
R/. Kimono Bishito

Había un señor en la puerta de su casa con su gato. Pasa un señor y le dice:
-¿Araña?
Y el primero le responde:
-¡No, gato!

Mama gata:
-Niños, hoy vamos a visitar la cocina y tomaremos un trozo de queso. Pero tened cuidado porque hay un perro muy peligroso.
Poco más tarde, estaban la mamá y sus gatitos en la cocina comiendo queso, cuando apareció el perro.
Mama gata:
-¡Ay! ¿Qué puedo hacer?
Los gatitos temblaban.
Mamá gata:
-¡Ya sé!
Y la mamá dijo:
-¡Guau, guau! ¡Grrrr..!
Y se fue corriendo el perro.
Mamá gata:
-Ya os dije que es muy bueno aprender dos idiomas

¿Cuál es el animal que es dos veces animal?
R/. El gato.
¿Por qué?
Porque es gato, ¡y araña!

Nuestro amigo Pepito se presenta a la casa de la señora que vive en el primer piso, la cual anunció a todo el vecindario que se le escapó su canario ofreciendo una buena gratificación a la persona que lo encontrara, de repente llega Pepito y dice:
-Aquí está su pajarito señora, presentándole a un gato que había encontrado en la azotea.
-¿Estás loco niño? , lo que me traes es un gato pulgoso.
-Sí, pero el canario está adentro señora.

José es uno de esos tipos que siempre está haciendo alarde de sus supuestas virtudes. Un día, en una reunión de amigos, aseguró que no había nadie como él para hacer imitaciones.
Desconfiado, uno de los presentes le preguntó:
Y tu ¿Qué imitas?
De todo, pero a los que mejor imito son a los gatos.
Pero, cualquiera hace “miau, miau”.
Sí, pero no cualquiera come ratones.

Si a los gatos le gustan tanto los ratones, porque no hay comidas
para gatos con sabor a raton?

Share Button





5 Respuestas al tema “Chistes sobre gatos”

  1. Silvia says:

    Muy buenos los chistes… frescos y graciosos!

  2. Javier says:

    Estaban hablando dos ancianos, y el uno le dice al otro:
    -¿Tu qué haces cuando tienes frio en la noche para dormir?
    Y el otro le contesta:
    -¡Es muy fácil!… cuando tengo frio, tomo una botella de hierro, la lleno de agua caliente y la meto debajo de las cobijas al acostarme.
    Es una tradición de la familia… y tu… ¿qué haces?
    Entonces el otro le responde:
    -Pues mira, yo tengo un gato, cuando tengo frío lo meto debajo de las cobijas.
    Si quieres llévatelo esta noche para que veas lo bien que calienta.
    El anciano se llevo el gato, y al otro día se encuentran y el otro anciano le pregunta:
    -Pero… ¿qué te ha pasado?… ¿Por qué estas tan rasguñado?
    Entonces el otro viejo le contesta:
    -Pues imagínate que anoche, como estaba haciendo tanto frío,
    pues decidí recurrir a tu técnica con el gato, pero no entiendo que sucedió…
    cuando le quise llenar de agua caliente… ¡El estúpido gato me empezó a arañar!

  3. Evelin Rodriguez says:

    Muy divertidos los chistes

  4. Tamara says:

    Jajaja, hubieran agregado el chiste de Javier, está muy gracioso.

  5. Cris says:

    Muy bonitos! :)

Escribe un comentario

Subscribe to RSS Feed Gatos domesticos en Twitter!