Como hacer que mis dos gatos dejen de pelear

Las peleas son parte del comportamiento natural de los felinos, y la clave para lograr que dejen de pelear es comprender el motivo de las peleas. El comportamiento de los gatos es complejo, así que debemos ser pacientes. Podrías necesitar hacer varios intentos, muchos sin resultados, antes de lograr alguno que realmente funcione.

¿Pero, porqué pelean tus gatos?

¿Acabas de introducir un nuevo gato al hogar? ¿Hay un gato joven que está alcanzando la madurez sexual? ¿Te has mudado de residencia dejando a tus gatos establecer nuevos territorios? La causa principal será determinar cómo resolver los conflictos de estos gatos, para después lograr una solución.

Estas son las causas más comunes de peleas entre gatos domésticos:

Las Hormonas:
Es más normal encontrar peleas entre gatos machos, lo cual ocurre cuando un gato alcanza la madurez. Esto suele ocurrir entre los dos y los cuatro años de edad. Aunque este tipo de agresión generalmente se observa en los machos que compiten por parejas, también puede ocurrir entre gatos de cualquier sexo cuando se producen conflictos territoriales.

El primer paso para eliminar este tipo de agresión entre gatos machos, consiste en esterilizarlos. En caso de que ya estén castrados, son muy recomendables los productos que contienen feromonas, como por ejemplo Feliway, que se ha demostrado que es efectivo en los casos de agresión entre gatos. Mantén en mente, que en el caso de utilizar feromonas en spray, tienes que distribuirlo por todos los lugares de la casa para que sea más efectivo. La marca Feliway ahora también produce collares con feromonas, igual de efectivos.

“El olor a gato nuevo”

Cuando llevas un nuevo gato a casa, tendrá para el otro gato un nuevo olor a gato que grita “gato invasor”, a los gatos que ya viven y están instalados en casa. Algunos gatos demuestran ante esta “invasión” ser más problemáticos que otros. Integrar estos olores puede ser otra posible solución. ¿Cómo lo hacemos? Simple, frotando a un gato con una toalla primero, luego frotar al otro y volver a repetir. Lo que estaremos haciendo será combinar los olores para que a los protagonistas les resulte más familiar.

Celos felinos

Un nuevo gato en casa por lo general y por lógica, atraerá la atención de los integrantes humanos de la casa, algo que será inmediatamente percibido por el gato que ya vive con nosotros hace tiempo. La solución es tomarse un tiempo todos los días para compartir momentos con los gatos ya residentes, como manera de aliviar sus miedos y hacerle “entender” que el nuevo gatito no se robará el amor de sus dueños. Los celos son más propensos en razas como el Siamés y el Persa, muy unidos afectivamente con sus amos, y ellos necesitan mucha seguridad de que su lugar en tu corazón está seguro.

Peleas por territorio

Los gatos son extremadamente territoriales, incluso si el territorio se extiende más allá del final de su sofá. Al introducir un nuevo gato en el hogar, el nuevo gato tendrá que establecer territorio y los gatos existentes tendrán que defender los suyos. Esto a menudo da lugar a peleas.

Cada uno de tus gatos probablemente tiene un “punto” especial en la casa que les pertenece. Si vemos que el nuevo gato quiere invadir los espacios del que ya vive allí, tenemos que desalentarlo a adoptar estos lugares que “no le pertenecen”, después de un tiempo que los gatos se tengan mas confianza, probablemente ya no le importe y es probable que hasta lo comparta a voluntad, pero en estos primeros tiempos es nuetro deber, defender los lugares especiales de nuestro gato. Espolvorear con hierba gatera y poner una toalla con su aroma en esos lugares a donde queremos que el nuevo gato vaya.

Considera comprar postes rascadores y proporcionar objetos nuevos para que el nuevo gato use y se entretenga, sin necesidad de usar los objetos del gato anterior. Esto evitará muchos problemas territoriales entre ellos. O sinó, podemos establecer dentro de la casa nuevos lugares para cada gato.

Tiempo de Cárcel

En caso de no conseguir apaciguar las peleas, es tiempo de encarcelamiento. No es tan malo como suena, la idea es lograr una convivencia armoniosa entre estos gatos que van a compartir muchos años de sus vidas juntos, tenemos que tomar medidas antes que lleguen a lastimarse entre ellos.

Para esto vamos a conseguir una habitación de repuesto, y poner un gato (con una caja de arena y la cama) en la jaula transportín, y el otro gato fuera de la jaula. Dejarlos solos en esta habitación. Hágalo todos los días durante al menos una semana, alternando a los gatos, una vez cada uno dentro del transportín durante unas horas diarias.

Cuando las cosas parezcan ser menos volátiles entre ellos, los dejamos salir juntos en la habitación (pero no los dejes solos). Juega con ellos, ofréceles premios y elogios por el buen comportamiento. Si uno comienza una pelea, se va de regreso a la cárcel. Continuar así hasta que puedan estar juntos en la sala sin necesidad de pelear.

Una vez que los cambios en el comportamiento sean favorables y visibles, ya se pueden incorporar al resto de la casa. En caso de repetirse las peleas, de vuelta a la cárcel y así repetir hasta conseguir el resultado deseado. El gato ya va a relacionar peleas con encarcelamiento, y como de tontos no tienen un pelo, tarde o temprano terminarán los conflictos.

Una vez más, elogiar el buen comportamiento y premiar con golosinas. Dentro de un mes, los dos gatos deben ser capaces de convivir pacíficamente.

¿Como intervenir si mis gatos se están peleando y creo que se van a lastimar?

A pesar de todas las medidas que podamos tomar, probablemente tendrás que romper una lucha de gatos en algún momento, en especial durante el proceso de conocimiento de los gatos. Nunca debes meter la mano y tratar de separar la lucha. En su lugar, puedes arrojar chorros de agua hacia ellos con una pistola de agua o tirar agua sobre ellos a una distancia prudencial (de modo que ellos no se den cuenta que el agua la arrojaste tu). Por otra parte, los ruidos fuertes (una pistola de aire, una lata llena de monedas, o golpear una cacerola) puede ser eficaz.

NUNCA golpearlos o perseguirlos con una escoba, si lo haces, sólo loograrás que ellos no confíen más en ti.

Con paciencia y una comprensión clara del comportamiento del gato, deberías ser capaz de lograr la armonía del hogar dentro de un mes o dos.

Share Button





53 Respuestas al tema “Como hacer que mis dos gatos dejen de pelear”

  1. janny says:

    Hola!!!
    tengo 2 gatos machos que antes eran muy amigos, pero hace 2 semanas que se estan peleando muy fuerte , se sacan pelos, etc. Los dos ya estan eterilizados .Han habido cambios en mi casa, Tenia otro gato macho pero fallecio no hace mucho y ademas tengo 2 nuevas gatitas de unos 3 meses en casa . Uno de los gatos persigue y muerde a una de las gatitas. Uno de ellos ultimamente a pesar que se esta esterilizado , se sigue orinando. Ellos antes se llevaban muy bien, pero ahora se pelean seguido. No se que hacer. Pr favor necesito consejos.
    Muchas Gracias
    janny

  2. El Gran XYZ (equis ye zeta) says:

    Yo tuve 2 gatos machos, y se llevaban muy bien, aunque al principio no fue así, mi primer gato llamado Luna estuvo con nosotros menos de un mes antes de que integraramos a Kali a la familia, los 2 eran muy pequeños, de aproximadamente 4 meses de edad. Luna al principio era muy molesto con Kali, pero Kali ni le hacia caso. Despues de varias intervenciones en los actos molestos de Luna, comenzaron a llevarse muy bien, tenian la misma edad pero no eran hermanos; llegaron a llevarse tan bien que inclusive, cuando una gata llego por las cercanias de mi casa, ellos no se pelearon por la gata, al contrario, en una ocasión vi como se la “compartían”, mientras uno estaba con la gata el otro esperaba su turno y así sucesivamente.

  3. Sandra says:

    Buenas! Yo tengo un problema en casa, tengo 3 GATAS, todas hembras, dos de ellas ya rondan los 10 años y la otra la hemos adoptado hace 2 años, las dos gatas mas mayores siempre se han llevado mas o menos bien. El problema es que una de ellas es MUY asustadiza, creo que de un trauma de antes de cuando la adoptaramos, y no se porque, las otras dos han cogido la manía de pegarla y hacer que les coja miedo, la pillan por que sí y la pegan, o la acorralan. Normalmente no se hacen nada, pero un día la gata pequeña le hizo daño en el cuello y estoy un poco preocupada, porque los ataques no paran. Me pregunto porqué se pelean entre ellas. Si es por algun tipo de problema al ser las tres hembras, o es debido a que una de ellas es muy asustadiza y la ven como la “débil” de la manada (aunque es la mas mayor de las tres). Si alguien pudiese ayudarme un poco sería de gran ayuda.
    Nunca llegan a hacerse tanto daño como para pensar en tener que “abandonar” a una de las tres gatas, cosa que no quiero que pase nunca, pero si se puede detener este “acoso” sería genial.

Escribe un comentario

Subscribe to RSS Feed Gatos domesticos en Twitter!