Filariosis o enfermedad del gusano del corazón

La Filariosis es una enfermedad muy grave que ataca a gatos, perros, hurones, zorros, coyotes y lobos. La enfermedad del gusano del corazón es causada por una infestación con un parásito del tipo de los nemátodos (gusanos redondos), llamado Filaria, que habita en el corazón y grandes vasos sanguíneos adyacentes de los pulmones.

Esta enfermedad sólo aparece en regiones endémicas (tropicales y subtropicales), llegando hasta un 12% de la población felina infectada, así que si tu gato vive o viaja hacia estas regiones, corre un alto riesgo de contraer esta enfermedad. La Filariosis se transmite a través de más de 50 especies diferentes de mosquitos. Tras la infección, las filarias adultas se sitúan en el corazón, pudiendo ocasionar fallo cardíaco y muerte.

El diagnostico es muy dificil de obtener, especialmente en los gatos, ya que la enfermedad puede llegar a tardar muchos años en mostrar los síntomas.

Diagnóstico y tratamiento:

Sólo el veterinario puede detectar la presencia de microfilarias por medio de estudios sanguíneos al gato. Aunque algunos gatos pueden llegar a tener filarias adultas sin que la sangre contenga microfilarias. Este tipo de infestaciones se llama filariosis oculta y es algo más dificil de detectar pero se puede lograr a través de pruebas inmunológicas.

También las radiografías de tórax pueden ayudar a descubrir una filariosis oculta al detectar alteraciones radiográficas de enfermedad cardio-pulmonar.

Todos los casos de filariosis, excepto los más graves pueden ser tratados con altas posibilidades de cura. En primer lugar, hay que realizar todas las evaluaciones físicas completas del gato, que incluyen análisis, radiografías de tórax y ECG.

Seguidamente se procede a eliminar las filarias adultas, administrando al gato una serie de inyecciones intramusculares lumbares durante dos días. Una vez que al gato sale de la internación, tiene que ser vigilado cuidadosamente para restringir el ejercicio físico durante varias semanas, evitando la posibilidad de que las filarias ya muertas causen daños graves al pulmón.

En la etapa final del tratamiento, se administra medicación para eliminar las microfilarias, que se lleva a cabo entre 3 y 4 semanas después del tratamiento adulticida. Una vez que las microfilarias ya no se detectan en la sangre y y el test inmunológico da negativo, el gato comenzará con la medicina preventiva.

Prevención de Filariosis o enfermedad del gusano del corazón:

Las medidas preventivas deberán aplicarse en cualquier lugar donde la enfermedad sea común (endémica), y los gatos que estén expuestos a los mosquitos. Sin embargo, se debe realizar un análisis previo para poder detectar la presencia de una infestación, y, en el caso de que exista, habría que realizar el tratamiento contra las filarias y microfilarias antes de comenzar con la medicina preventiva.

En los gatos, la prevención consiste en medicina preventiva contra filariosis a través de pipetas que pueden ser de la marca ADVOCATE o STRONGHOLD.


Click en la imágen para ampliar

Traducción del folleto que edita la American Heartworm Society

Share Button





Escribe un comentario

Subscribe to RSS Feed Gatos domesticos en Twitter!