Los gatos del antiguo Egipto

Si bien nosotros adoramos a nuestros gatos, existió un imperio que también los consideró importantes hace mas de 4000 años, llegando a convertirlos en Dioses. Los antiguos egipcios fueron los primeros en adoptar a los gatos como mascotas, de hecho, nuestros gatos domésticos de hoy, tienen como antepasado común, el gato egipcio.

Los gatos comenzaron ganandose la confianza de los egipcios, al ser magníficos guardianes de sus cosechas, estos mantenían a las ratas y otros depredadores lejos de sus almacenes de maíz, algo esencial para esta civilización, ya que si se perdían los granos, los egipcios podían pasar hambre hasta la siguiente cosecha.

Los felinos gozaban de mayor libertad que otros animales domésticos, como los perros, que fueron domesticados incluso antes que ellos, se les permitía ir y venir a voluntad hasta que finalmente, los gatos decidieron quedarse entre los humanos y criar a sus hijos en este ambiente.

Los egipcios adoraban a la Diosa Bastet, una diosa con cuerpo de mujer y cabeza de gato, que representaba al amor y la procreación. Esta tenía su propia ciudad, llamada Burbastis, que era el centro de culto de la diosa.

La antigua ciudad de Bubastis (hoy Zagazig, en el delta del Nilo) estaba consagrada a su culto, y de allí proceden centenares de gatos momificados que fueron enterrados en su memoria. Su culto fue tan importante que en sus templos se criaron gatos en su representación, y a la muerte de éstos, eran cuidadosamente momificados, enterrándolos en tumbas específicas para ellos.

Bastet es una diosa pacífica pero, cuando se enfada, se transforma en una mujer con cabeza de leona, asimilándose a la diosa Sejmet y, algunas veces, es mucho más violenta que esta. Al igual que el animal totémico que la representa, Bastet era una diosa impredecible que podía mostrarse tierna o feroz en cualquier momento.

Los antiguos egipcios consideraban a los gatos como manifestaciones de la diosa Bastet y, cuenta la leyenda, que se rendían ante los persas cuando éstos sostenían gatos frente a sus escudos, ya que los persas sabían que los egipcios eran capaces de rendirse antes de lastimar a algún gato. Así fue como perdieron a la ciudad de Pelusio, la actual Puerto Saíd.

El respeto y la adoración por los gatos era tan elevado, que, por ejemplo, en caso de incendio de la vivienda, el felino tenía que ser el primer miembro de la familia en ser rescatado. Por esa época, matar a un gato, estaba penado con la pena de muerte, aunque la muerte fuera sin querer o sin intención de hacer daño al animal.

El cronista romano Diodoro Siculo, cuenta la anécdota de un legionario que fue linchado por la multitud por haber matado accidentamente a su gato. Existen muchos datos curiosos de la época, como por ejemplo, cuando un gato moría, todos los miembros de la familia debían afeitarse las cejas en señal de luto.

Cuando los gatos morían, eran embalsamados, un trato que solo era exclusivo de los dioses. Fue a partir de la XXII dinastía (9850a.c) cuando se comenzó con la momificación de los gatos, algo que se ha podido comprobar en la actualidad gracias al descubrimiento de más de quince necrópolis dedicadas a estos felinos.

Los antiguos egipcios tenían la creencia de que los ojos de los gatos eran capaces de escrutar el alma humana. Se puede apreciar en las mujeres de la época, como se maquillaban los ojos imitando los rasgos de los gatos.

Share Button





15 Respuestas al tema “Los gatos del antiguo Egipto”

  1. Vero says:

    Excelente artículo, un motivo mas para admirar a nuestros queridos gatitos.

  2. Karina says:

    Me encanto este tema, y me siento feliz que podamos conocer que nuestros amores han sido tan bien tratados, incluso en otras vidas.

    Solo quiero aclarar que el maiz no viene de Egipto, sino que su origen y dispersión se ubica en el Valle San Juan de Tehuacán, en la denominada Mesa Central de México a 2.500 m.s.n.m. En este lugar se han encontrado restos arqueológicos de plantas de maíz que, se estima, datan del 7.000 a.C.

    El origen del actual trigo cultivado se encuentra en la región asiática comprendida entre los ríos Tigris y Eufrates, habiendo numerosas gramíneas silvestres comprendidas en este área y están emparentadas con el trigo. Desde Oriente Medio el cultivo del trigo se difundió en todas las direcciones.

    Con mucho cariño, para no dejar dudas.

  3. Silvana says:

    Hola amigos de gatos domesticos, me fascina este tema y a las personas que vivimos con gatos nos damos cuenta de que es mas que un animal corriente, es un animal con luz propia y una sabiduria en su mirada que supera a la mayoria de las personas con las que nos encontramos en la vida cotidiana. Son seres de luz, magicos, y para mi son tanto o mas importantes que los propios humanos, en todo sentido, estan mas elevados.

    Saludos y sigan escribiendo estos temas interesantes, para seguir aprendiendo e informandonos sobre todo lo que tiene que ver con los gatos.

    Silvana

  4. Issa says:

    Muy interesante! Yo a mi gato lo trato como un dios siempre

  5. Sandra says:

    Me interesa mucho este articulo porque he leido y visto muchos documentales sobre Egipto y el trato que tenian hacia los gatos, que eran animales sagrados e incluso mejor tratados que los humanos, por algo seria que una cultura tan avanzada como lo fueron los antiguos egipcios le dieran tanta importancia a los gatos, ellos estaban mucho mas avanzados tecnologica y espiritualmente.

    Saludos desde Venezuela

  6. ana cabaleiro says:

    soy una persona afortunada tengo 4 gatos y me enseñan cada dia a ser mejor……

  7. pris says:

    Tengo 4 gatos, ayer una de ellas me dejo, era una nefertiti, parecen como de realeza es un privilegio tenerlos. Con dolor de Peru,
    Pris

  8. SONIA says:

    Fantastico, toda la vida he amado a los gatos y es que definitivamente tienen su encanto.

  9. Lluissot says:

    Segun la Escritora Toti Martinez de Leaza, en el siglo XIII el Papa Gregorio IX, provoco la peste negra al meterse con los gatos aduciendo que eran diabolicos comenzó una masacre de estos animales y las ratas proliferaron.

  10. Miguel says:

    Desde la Editorial Bastet ( la editorial de la Diosa Gata) os felicitamos por vuestro escrito.
    En nuestra redacción tenemos dos gatos, Vlad y Puma ( antes estaba Miki pero murió por desgracia) y son el ” alma” de toda la editorial. Felicidades

  11. Gemma says:

    Me ha gustado mucho. Según trabajos del escritor y periodista Miguel G. Aracil la peste negra que asoló Europa en el siglo XIV y acabó con el 40 por ciento de la población, se debió al casi total exterminio de los gatos que llevó a cabo la Iglesia y los dominicos con la escusa de la ” caza de brujas”.
    La población gatuna, según este mismo autor se empezó a recobrar a finales del siglo XV y a llegar a un aumento real en el siglo XVII gracias a ciertas órdenes militares de la Marina de Guerra de diversos países ( para cazar ratas). Un saludo

  12. Gracias por los comentarios, me alegro que les haya gustado el artículo sobre Bastet, todo lo relacionado con el Antiguo Egipto es muy interesante, y en relación a los gatos, creo que tuvieron mucho que ver con su cultura, es un hecho confirmado.

  13. Conchita Angel says:

    En realidad, todo lo escrito sobre la vida de los gatos es muy interesante. Mucho me ha gustado lo escrito sobre la Diosa Bastet y tambien sobre los Egipcios y el maquillaje de las mujeres egipcias. Muy interesante. Felicitaciones.

  14. Patry says:

    Fabuloso artículo…. Me ha encantado! No me extraña el trato que se le tenía a los gatos en el antiguo Egipto puesto que son animales adorables…. Yo vivo encandilada con los ojos verdes de lo más preciado que tengo: mi gato Mixu…. Y es que desde el primer día que llegó a mi vida hubo entre nosotros una conexión especial…. como algo que no se puede expresar con palabras…. Me da paz, compañía, me entiende, me escucha, es sin duda la alegría de mi vida, mejor que un humano al 100%

  15. alexia says:

    yo amo a los gatos desde pequeña edad, ahora tengo 3 amores, fruty, spumina, y lulu

Escribe un comentario

Subscribe to RSS Feed Gatos domesticos en Twitter!