Relato real sobre una gata magica y sanadora


Gatos esoterismo historia real

Este es el relato de una de nuestras lectoras del blog, nos pareció muy interesante y por eso abrimos una publicación especialmente para contar su historia.

Yo siempre he convivido con animales de todo tipo desde muy pequeña pero los gatos han sido mis preferidos. Cada despedida ha sido una pena tan grande que siempre decía que no iba atener más pero cuando la pena se suavizaba, volvía a la carga.

Todos ellos han sido compañeros excepcionales, tan distintos en personalidad pero tan cariñosos conmigo y mi familia. Una de mis gatas, Musa, murió hace ocho años. Se marchó con nueve años recién cumplidos a causa de un cáncer de mama.

Era una gata muy valiente y continuamente se enfrentaba a una zona de mi piso, un piso muy antiguo, y se plantaba en la mitad del pasillo, mirando al vacío, sin dejarnos pasar a mí o a mi familia y toda erizada, bufando largamente. Después de un rato se calmaba y venía hacia ti. Se subía a la falda y restregaba su cara contra la tuya, supongo que para tranquilizarnos. Otras veces, debía aparecer una presencia que para ella le era grata pues miraba fijamente a la nada, olía el aire y ronroneaba. No por eso dejaba su cuerpo relajado. Mantenía una actitud de alerta hasta que lo que veía desaparecía, pero nolo vivía como amenazante para la familia.

Musa y yo teníamos un vínculo fuera de lo común. Ella era para mi como una hija, una hermana, una mama-gato… Cuando caí gravemente enferma no se separó de mi lado y a los pocos meses le descubrí un bulto. La operamos pero no se pudo escapar de la enfermedad. Yo estoy convencida que parte de su enfermedad fue debida a que “chupó” y neutralizó mi enfermedad.

Mientras yo me iba recuperando, ella se iba enfermando más. Y siempre sabía colocarse encima de mi justo en el lugar donde yo tenía mucho dolor. Cuando ella hacía eso, mi dolor desaparecía.
Cuando murió, le pedí que viniera a despedirse de nosotros. Mientras estaba sentada en mi cama, donde ella solía ponerse, sentí su presencia.

Mi gato negro Bartok, el compañero de Musa, subió a la cama maullando y ronroneando, dando vueltas alrededor de un vacío que había a mi lado, oliendo y frotándose en el aire, como si se acariaciara con ella. Estuvimos así unos cinco minutos. Después, mi gato se sentó sobre mi falda y se relajó. Y yo dejé de sentir a Musa.

Ahora, hace seis meses que ha fallecido mi gato Bartok, con 17 años. Y los dos primeros meses estuvo en casa. Lo veía pasearse por mis pies y no eran imaginaciones mías. Mi gata Taka, que vino a casa al mes de morir Musa, también lo veía al tiempo que yo. Y anunque es una gata muy asustadiza, saltaba y perseguía a su amigo por la cocina, justo por donde lo veía yo.

Son amigos maravillosos! Ahora tenemos un recién llegado, Draco, que nos está haciendo trizas las manos con sus juegos de bebé.
gracias por existir y haber existido, compartiendo un pedazo de mi vida a Núvol, Pruna, Rabita, Musa, Bartok, Taka y Draco.

Relato enviado por Maite a nuestro blog gatosdomesticos.com el 25/08/2012 a las 7:21 am

Share Button





53 Respuestas al tema “Relato real sobre una gata magica y sanadora”

  1. Lisandro dice:

    Yo solo quiero decirles que siempre conviví con gatos. Seres especiales, de carácter distintos unos de otros, enigmaticos, compañeros, generosos…increibles.
    Ultimamente empeze a comprender la paz que me generan estar cerca de ellos. Gracias todos por las lindas historias que nos cuentan…. 🙂

  2. martiyare dice:

    Hola mi gata Clandestina se comporta extraño ella tubo 1 hija que la conserve se llevan un año menor
    -¿es normal que tenga celos de la hija?
    Cuando nació arenitas tuvimos un víncunlo especial, mi gata clande se pone celosa siempre cuando are se acuesta conmigo y se acerca a mi, clande viene y se ponen a pelear y hasta que se va no la deja tranquila
    -¿Que hago ?

  3. Trinity dice:

    Siento q estoy pasando algo similar con Tolkien…. tengo infeccion urinaria y mi gato tambien, hace dias estuvo todo el dia dormido conmigo me sobo partes del cuerpo me lamio el brazo, y ahorita esta fatal….le estan dando antibiotico y yo estoy llorando a mares…lo amo mucho es mi hijo……..voy a hacer todo lo posible por recuperarnos ambos, lo quiero muchisimo¡¡

Escribe un comentario

Subscribe to RSS Feed Gatos domesticos en Twitter!