Relato paranormal con un gato


Relato paranormal con un gato

Quiero compartir mi experiencia. Yo tenia un gato llamado Oddie, falleció a los 9 años por un accidente con un coche, jamás se iba a la calle y ese día, por cosas del destino ocurrió lo peor.

Al mes de morir mi gato, una noche estaba en mi habitación mirando tv y sentí sus garritas rasguñando la puerta como hacía todas las noches para querer entrar. No sentí miedo, me levanté de la cama y abrí la puerta, el se encontraba a 1 metro de distancia, me miraba fijamente y al nombrarlo salió corriendo a toda velocidad hacia la sala, fuí detrás de el y nunca lo volví a ver, desapareció.

No lo soñé, se que era el, no era otro gato, la casa estaba cerrada herméticamente. Agradezco a Dios que me dió la oportunidad de volverlo a ver por última vez.

Relato escrito por Amelia, una lectora de gatosdomesticos.com el 22/08/2012.




Share Button





57 Respuestas al tema “Relato paranormal con un gato”

  1. Monse dice:

    Bueno yo he tenido muchos gatos, en tiempos distintos y hay tres que se fueron y nunca regresaron =( y como quisiera que no se hayan ido, o tener la suerte de verlos por última vez…. lo que si, una gatita que tenia que se llamaba Dona, cuando yo tenía unos 10 años, ella dormía en mi cama junto a mí y era muy nerviosa, lamentablemente a ella y a su mamá Darby que era de mi hermana, les cogió por ensuciarse en la cama de mi hermano, que de por si no las quería nada, cada que la puerta de su cuarto estaba abierta, y un día él muy enojado las cogió en un costal y se las llevo lejos, no se a donde =( y entonces comencé a sentir que un cuerpito saltaba a mi cama y se acostaba a mi lado, detrás de mi cama había un ventana y ella salía y entraba por ahí y brincaba a la cama, eso también lo sentía y a veces sus pasitos en la cama y encima mío, pero como yo era niña sentía muchas de las veces miedo, además que en mi casa siempre han pasado cosas raras, pero a lo menos esa sensación, esa caminata sobre mi cama y como una uñitas, siempre pensaba que era ella…. =( quisiera tener la oportunidad de ver a mis 4 gatitos una sola vez más…. ahora tengo otra que se llama Suertuda y es mamá de la última que desapareció, y la amo tanto y ya con ella tengo más cuidados que con los otros, para que ojalá nunca se me pierda y ojalá nunca se muriera!!!
    Suerte de ustedes…..

  2. Samantha dice:

    Me doy cuenta de que no soy la unica a la que le ha pasado algo similar y me alegro de ello. Yo tenía una gatita que vivió conmigo 18 1/2 años, sinceramente creo que seguimos estando conectadas después de 1 año de que ha fallecido. Ella murio por que tuvo una 2da cirugia por unas bolitas (tumorcitos) que se le estaban haciendo en su pancita y de la cual nunca se recupero (además de otros…. problemas de salud). Fueron los 5 días más tristes de toda mi vida. Desde que murio han pasado “cosas” como, rascar la puerta para salir, moverse una puerta de la zotehuela donde hacía del baño, mirar una sombra negra que pasa rápido, en fin, incluso un día estando entre dormida/despierta la senti pasar por mi cama diciendo miau y jalando la cobija para que le hiciera caso!!!. Después de eso pense que era la despedida, pero hace poco hemos escuchado no solo yo, sino mi madre, un cascabel (ella usaba uno), incluso escuche un rasguño clasico de ella cuando se dormida conmigo. Finalmente una Sra. que es “espiritual” me comento recientemente que al pasar por mi casa, la llega a ver por la ventana y dice que mi gata esta muy unida a mi y que no se ha ido porque aun no ha terminado el ciclo que tenia conmigo. Yo solo se una cosa… y es lo mucho que la sigo amando y sus cenizas las mantengo conmigo en el buro de mi cama, donde a su foto y a ellas les doy en beso.

  3. Scuetto dice:

    Me paso lo mismo con Happinho, falleció hace un año y lo he visto tres veces, en el techo, en la cocina y en la sala. Ellos están cuidandonos mientras los alcanzamos

  4. Sebastián dice:

    Hola. Yo también tuve una historia parecida. Era un gato negro, mio cuando era muy chico, pero se había encariñado con mi hermano mayor. Un día fallece de una manera trágica mi hermano mayor, y su gato extraño tanto a mi hermano, que se la pasaba maullando de tristeza. Todos los días lo esperaba en la tarde a la misma hora por donde mi hermano regresaba. Esperaba sentado y maullando a quien ya no regresaría más. Un día… El fue como que también se despidió de todos… Maullo a mis padres, pidió mimos. Lo mismo conmigo y se marchó para siempre. Era como que lo veíamos y sentíamos sus maullidos, pero ya no… Nunca más lo volvimos a ver. Fue y será un ser extraordinario.

  5. Daniela dice:

    Que bonito la verdad que se despidan . Yo tenia uno se llamaba kiki era mi todo y pues un dia lo envenenaron y llego a morir a mi cama mientras yo dormia cuando me despert ya no estaba habia muerto en la cocina, Me gustaria volverlo a ver 🙁

  6. simone dice:

    Hace tiempo que lo escribiste pero bueno, tengo dos gatos ahora y se murieron los garitos de mi infancia etc, siempre he tenido gatos, pues en casa tanto mi prima como yo sentimos uno, somos muy empatadas, pues cerrando la puerta sin mis gatos los dos comiendo sentías subir un gato y tu poniéndote el pijama miras pensando uno me ha seguido, pero no veías nada, de noche sentía que se acostaba en la cama, yo no duermo con mis gatos la puerta está cerrada por problemas de salud, sabia muy bien que mis gatos no eran, ese ser me irradiaba paz.
    Unas navidades unos 16 en la mesa y mis gatos jugando se meten debajo de mi silla todos muertos de risa, hasta que vimos al tercer gato, corría detrás de ellos una sombra marrón con forma de gato, que vieron 16 personas y dos gatos, repiten conductas, se sienten lo que son o eran, una vez que les hablas y tienes conciencia de su presencia o han cumplido su cometido desaparecen, animo os aseguro que acuden si os ven tristes, pero no todo el mundo los ve.

  7. Julio dice:

    Cuando tenía 13 años tenía una gatita llamada Micha y era muy hiperactiva.
    No estaba castrada y trataba de escapar de casa continuamente.
    Por más medidas de precaución que tuvimos la pobre término escapándose y comió veneno que algún desgraciado dejó para que coman los gatos.
    Fue muy duro verla muerta en la puerta de la casa como si quisiera regresar a pedir ayuda.
    Pasaron los días y estaba mirando la televisión cuando de pronto escuché el sonido de una pelotita de plástico (que era el juguete favorito de Micha),me levanté a mirar y la vi jugando con ella.
    Cuando la llame por su nombre me miró y se fue corriendo ,la perseguí y se metió corriendo a su casita en la cual desapareció.
    Mi mamá me contó que ella también vio a Micha corriendo por la cocina y mi papá dijo que le habían saltado al pecho cuando estaba durmiendo (Micha así lo despertaba por las mañanas). No sé trataba de su alma en pena más bien lo tomamos como un último adiós pues era de las travesuras más comunes que nos hacía la pobrecita.
    Después de eso nunca mas la vimos de vuelta.

Escribe un comentario

Subscribe to RSS Feed Gatos domesticos en Twitter!