El calicivirus felino


El calicivirus felino es un virus que provoca una enfermedad aguda en las vías respiratorias superiores del gato, que se llama rinotraqueitis felina y se manifiesta por rinitis, conjuntivitis y úlceras en la boca. En ocasiones se producen complicaciones como neumonía.

Los gatos más expuestos son los gatitos mayores de 6 semanas, también aquellos gatos que no han sido vacunados, los gatos ancianos y los gatos que ya presentan un sistema inmunológico deprimido por diferentes causas.

Síntomas que generalmente se presentan:

– Pérdida del apetito
– Secreción ocular
– Secreción nasal
– Desarrollo de úlceras en la lengua, paladar duro, punta de la nariz, los labios o alrededor de las garras
– Neumonía
– Dificultad para respirar después del desarrollo de la neumonía
– Artritis (inflamación de las articulaciones)
– Cojera y/o dolor al caminar
– Paseo dolorosa
– Sangrados
– Fiebre
– En casos extremos, cojera




Causas del calicivirus felino:

Los gatos suelen adquirir calicivirus felino después de haber estado en contacto con otros gatos infectados con este virus. La falta de vacunación o una vacunación inadecuada se cree que es tambien un importante factor de riesgo.
Si un gato infectado bebe del mismo bebedero que otro gato infectado, o usa una caja de arena, y otro gato entra en contacto con estos objetos, podría contraer fácilmente Calicivirus felino.
Se debe suministrar en el veterinario en gatitos a partir del destete (a los 2 meses aproximadamente) la vacuna trivalente felina, esta vacuna protege e inmuniza. En algunos casos se recomienda un refuerzo a los 3 meses, dependiendo de la opinión del veterinario.

Contacto directo con gatos infectados:

Si un gato sano entra en contacto con la saliva, la secreción de los ojos o la nariz, o las heces de un gato infectado, es muy probable que también se infecte.




Share Button





Escribe un comentario

Subscribe to RSS Feed Gatos domesticos en Twitter!