Ariel, el gato que detectó una presencia en la noche

gato presencia noche

Mi historia fue hace unos cuantos años, era de madrugada y yo estaba con mi nene, mi gato Ariel, en mi cuarto, estudiando para un examen de secundaria. Yo estaba en la cama y el durmiendo a mi pies, enroscado, derrepente empiezo a sentir como un sonido de pasos del otro lado de la puerta de mi habitación, eran zapatos y nadie anda de zapatos de madrugada dentro de mi casa y mucho menos en verano, que era esa época.

El sonido se iba acercando lentamente a mi puerta y ahí Ariel despertó y miró a la puerta, los pelitos del lomo se le pararon y empezó a gruñir, nunca lo había visto reaccionar de esa manera ni con un ser humano ni con otro gato, siempre fue muy pacífico.

En esas circunstancias me empecé a asustar y lo acaricié para que se tranquilizara pero cada vez que pasaba la mano en su cabeza el la esquivaba para que no le obstruyera la visión a la puerta. Los pasos se detuvieron justo detrás de la puerta y no se escuchó más nada… Mi gato a los segundos se tranquilizó y volvió a dormir.

Al otro día pregunté a mi familia si alguien había andado en la madrugada y nadie fue. Desde entonces nunca volví a sentir nada, Ariel vivió 15 años a mi lado (falleció hace 4 meses) y siempre creí que yo lo protegía, pero el también lo hacía conmigo de cosas que yo no podía ver. El era mi angel y aún ahora lo es, siempre lo llevo en mi corazón.

Ahora me quedan dos gatos, Ito y Muñequita, los adoro y mi casa es un lugar hermoso y lleno de paz, hasta se puede sentir olor a rosas algunas veces (y no tenemos rosas). Seguramente aquello que estuvo detrás de mi puerta era un ente errante que supo que en casa no podía quedarse, ya que está protegida.

Yo adoro a los gatos desde que tengo memoria, capaz es una fascinación que traigo de una vida pasada, pero son excepcionales, te atrapan con su encanto y gracia y son muy compañeros y amistosos si uno le trasmite amor y confianza. Todo el mundo tendría que tener por lo menos dos o tres y tratarlos como miembros de la familia, eso es lo que son.

Este relato lo envió una de nuestras lectoras del blog el 10 de Mayo de 2012, su nombre es Dayna.

Share Button

9 comentarios en “Ariel, el gato que detectó una presencia en la noche”

  1. Hermosa historia, lo mismo me pasa con mis gatos.
    Me alegra saber que hay personas que compartimos el mismo sentimiento de seguridad con nuestros gatitos.

  2. a mi me paso algo muy similar..y desde ahi empezé a querer mas a mis gatos porque me sentí protegida ,y se que ahora no era solo mi imaginación cuando me pasaba eso porque mi gatito lo logró ver y sentir..definitivamente son mágicos. e incluso en los momentos mas dificiles ellos me comprenden y estan a mi lado, y toda la tristeza que siento con sólo abrazarlos y observar las travesuras que hacen se me quita todo mi pesar y sentir, desde entonces yo siempre tengo gatitos, he perdido la cuenta de cuántos hasta ahora han pasado por mi vida, los amo.

  3. A mí me pasó algo parecido. Creo que era por la tarde. De repente mi gato se encaramó al sofá y empezó a mirar fijamente al techo. Movía la cabeza de vez en cuando como si estuviera siguiendo algo. Se le veía muy inquieto. La tarde era totalmente tranquila y ni se veía ni se escuchaba nada en toda la calle.

    Yo le observaba desde la cocina, a cierta distancia. Era impresionante, me recordaba escenas de la película Poltergeist, en los que la niña ve cosas que los demás no. Estuvo así un buen rato y de repente se fue a otro sitio y se calmó.

    Me encantaría saber qué percibía.

  4. Siempre ha habido gatos en mi vida, su presencia me calma, solo mirarlos y admirar su belleza y armonía desaparecen mis preocupaciones. Cuando viene a mi cama, más que a dormir, creo que vigila mi sueño, me siento protegida y por supuesto que ven cosas que nosotros no percibimos. Son mágicos.

  5. a mi también me paso algo parecido. fue cuando mis padres salieron de viaje y solo me quede con mi tía y una ayudante. la cosa fue que yo me desperté a eso de las 2 ó 3 de la madrugada, yo normalmente no lo hago(yuki duerme en mi cuarto, casi siempre le gusta dormir en la pateadera). cuando me desperté la vi que ella estaba dormida, al sentir que yo me habia despertado también despertó. Yuki empezó a maullar y queria que le acaricie la cabeza, eso es algo normal en ella, antes de dormir siempre le gusta que le acaricie la cabeza. Fue cuando de repente ella dejo de hacerlo y se sentó al borde la cama de forma rígida observando la ventana y la puerta. yo la volví a acariciar, ella lo acepto-maulló. Pero volvió a ponerse rígida. Seguia mirando la ventana y la puerta, se voltio a mirarme y empezó a dar vueltas en la cama, era como si me custodiara. cuando se paró volteo a mirarme y volvió a mirar la ventana y la puerta pero esta vez erizo los pelos y gruño de una forma que nunca antes la habia escuchado. luego salto de la cama a la comodo que esta mas cerca la ventana y la puerta. se paró gruñendo, luego daba vueltas, me miraba y cuando lo hacia era como si tratara de decirme algo, y volvia a gruñir. fue cuando me empezo a asustar, ya que estuvo así como alrededor de 10 minutos, yo trataba de calmarla pero nada. Me levante, claro antes persignarme, prendí la luz, abrí la puerta y cuando lo hice ella salto de la cómoda y se paró frente a la puerta, asomo su cabeza, miro a la sala y al corredor. volvio a pararse y dar vueltas, siempre gruñendo. luego me miró y salio a la sala (gruñendo). después yo la seguí. prendí la luz y la televisión. ella estaba mirando las escaleras que se dirigen al techo por unos instantes. luego yo me recosté en el sofá, ella vino donde estaba, salto hacia mi, camino en entre mis piernas y mi abdomen. luego volvio a bajar y miro nuevamente las escaleras, se hecho por unos minutos. finalmente ella volvió a subir a mi abdomen, se recostó pero con algo de recelo, mirando de vez en cuando las escaleras.
    Yuki se convirtió en mi protectora. la amo… :3

  6. yo tambien he vivido con gatos desde que tengo memoria, actualmente tengo 7, dos adultos y 5 bebes, alguien me dijo una vez que ellos son mis nahuales o hermanos y tambien brindan proteccion y alegria a mi casa

  7. Buenas tardes!
    Saben si ya salió en español el libro » Ghost cat:Human Encounters with Feline Spirits, del autor Dusty Rainbolt?

    Gracias de antemano….

  8. Yo tenía 8 gatitos pero mé falleció uno, se llamaba lucas y solo vivió 6 meses conmigo, lo encontré entre unos contenedores de basura, estaba muy enfermo, pero comía y bebía sin ningun problema y termino recuperandose, pero una simple gripe se lo llevó, tenía problemas graves de riñon, la verdad lloro mucho por el, le cojí mucho cariño, pero tengo que seguir adelante con mis otros gatitos, no solo los que tengo en casa, tambien alimento algunos de la calle. Todo lo que me digas de estos seres tan maravillosos me lo creo, a mí tambien me han ocurrido cosas en casa y los primeros que se alertan son ellos, una casa con gatos es una casa con magia.

  9. en el 2013 por primera vez adopte una gatita missy <3 , que estaba a punto de morir en la calle, en el peor de los estados,y solo tenia 3 semanas de nacida, me ha costado criarla ya que ha sido enfermiza, pero actualmente ya es estable fisicamente, siempre me ha sucedido cosas paranormales, y mis mascotas siempre han sido mi fuerza y Dios por supuesto, pero ella es el primer mamífero que tengo en mi familia, y aunque no es tan amorosa, (traumas de su infancia) ella es la princesa de la casa, mi princesa gatuna, ya varias veces que ella ha mostrado esa reacción, enfrentando cosas que nuestros ojos no puede ver, tanto en la casa como en el parque, cuando la saco a pasear, pero en raras ocasiones, por lo comun todo es tranquilo, no se como lo tomen, pero usualmente en mi casa, mi gatita (una smoking) anda en todos lados pero en ocasiones de vista periferica, veo que pasa un gato cerca de mi (negro) cuando le hablo y busco me doy cuenta que no es mi gatita y que ella esta durmiendo, vivimos en 2do piso, y la puerta principal esta enmallada por mi gatita de hecho, es algo raro pero mas porque no me da miedo, una vez mi madre me contó que cuando nací y me llevaron a la casa, entro un gato negro y se fue directo debajo de mi cama y maullaba y daba vueltas alrededor mio, lo repitio varias veces en dias posteriores, era un gatito de la calle. la vida es un misterio 🙂

Deja un comentario