Como limpiar orina de gato de la alfombra

Como limpiar orina de gato de la alfombra

Si la orina está todavía húmeda, secar todo lo posible primero con toallas de papel absorbente. Existen en el mercado muchos productos disponibles diseñados para eliminar y neutralizar el olor de la orina de gato.

Algunos de estos productos vienen en forma de polvo, otros son líquidos (a menudo en aerosol), por lo que una vez que aplicados, se puede secar con la ayuda de un secador de pelo.

Cuando un gato ha orinado y la orina se seca, sentimos el olor y no lo podemos encontrar, un buen truco que ayuda a localizar en donde se encuentra la orina es utilizar luz negra, la orina del gato se iluminará de color verde.

Trucos caseros para limpiar la orina de gato:

Primero, secar tanta orina como sea posible con las toallas de papel absorbente. Aplicar bicarbonato de sodio a la mancha de orina. Cuando vemos que el bicarbonato de sodio se vuelve amarillo encima de la orina, retirar y aplicar un poco más. Repetir este proceso hasta que el bicarbonato de sodio se vuelva blanco. Si es posible, dejar en la alfombra durante toda la noche. Al día siguiente utilizar la aspiradora para terminar la limpiar.

El vinagre blanco tambien ayuda a eliminar las manchas de orina y el olor.

Combinar una parte de vinagre blanco destilado y dos partes de agua caliente para crear un aerosol y aplicar. Quitar la mayor cantidad de orina y de aerosol con una toalla de papel absorbente.

Otro sencillo truco casero es utilizar 430 gramos de agua oxigenada con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y dos chorros de jabón líquido para manos. Mezclar en un recipiente de plástico con una cuchara de plástico. Aplicar esta solución a las manchas de orina de gato o áreas de olor, y luego enjuague con agua tibia.

Share Button

3 comentarios en “Como limpiar orina de gato de la alfombra”

  1. Buen día, saludo y aprovecho para pedir apoyo con mi gata Amelia, a quien se le ha diagnosticado el “Síndrome de Gato Abandonado”, es una gatita de 2 años, es adoptada, fue rescatada por una familia en la calle a la edad de 2 meses, y por medio de una institución la adoptamos.

    Amelia no es hija única, tiene una hermana llamada Violeta de la misma edad, quien la adoptamos a la semana de que llego Amelia a casa, nunca se han llevado del todo bien pero juegan mucho la tolera.

    Hace un año, mi hermano se mudó a la casa donde vivimos y con él, sus 2 gatos de 3 años, a quienes al principio no quería, pero ahora los tolera.

    En junio de este año, me fui de vacaciones durante 8 días, y dejé mi cuarto cerrado, cuarto donde duerme comúnmente Amelia, y al regresar Amelia se comportó rara con mi hermana, quien es la que la abraza constantemente y la consiente muchísimo. No quería que mi hermana la abrazara, tocara e incluso hablara.

    Al paso de unas cuantas semanas de mi regreso, Amelia empezó a tener una cortada arriba de la cola, pensando que se había cortado, la llevamos a la asociación donde la adoptamos que también tiene veterinaria. (Fundación Luca).

    Ahí nos dieron una pomada que olía a mentol, no funcionó. No es un parásito porque ya le han hecho estudios médicos de su piel. No las tiene infectadas tampoco.

    Posteriormente se le fueron haciendo más cortadas, infringidas por ella misma, por el exceso de lamido, por lo que regresamos a consultarla, y así sucesivamente diversas consultas, diversas opiniones médicas y diversos medicamentos y técnicas, que a continuación detallo.

    A lo que llegaron de diagnóstico es al síndrome del gato abandonado, estrés producido por mi partida vacacional, y le hemos puesto:

    1- Pomada que no sé el nombre pero huele a mentol
    2- Spray rojo para quitar la comezón
    3- Pomada Capen para rozaduras de niños (Uso humano)
    4- Cuello isabelino
    5- Flores de bach (para uso de mascotas)
    6- Collar de Feliway
    7- Catnip
    8- Planta de Catnip
    9- Pastillas
    10- Sulfateazol (Uso humano)

    Las pomadas se las lamía y se las quitaba, provocando el vómito de las mismas. Collar isabelino, la estresód e más, el catnip y feliway solo la tranquilizan por momentos muy cortos, flores de bach en aromaterapia no ha funcionado en lo absoluto.

    El sulfateazol, ha funcionado, de un 100% un 20%, solo que se lo lame de igual manera.

    En la veterinaria nos dicen que ya no pueden recetarnos más cosas, que debemos encontrar a un especialista en el comportamiento felino, un Etólogo, pero en la ciudad donde vivo no hay.

    De verdad agradecería mucho de su apoyo porque me duele ver que se haga daño y que no pueda ayudarla.

    Gracias

  2. dos palabras:

    Jakcson Galaxy, escríbanle, el debe saber qué hacer.

  3. Como dice Ximena, ver algunos capitulos de «mi gato endemoniado» te pede ayudar a hacerte una idea de las necesidades afectivas de un gato. A pesar de lucir siempre tan independientes ellos son muy cariñosos y se apegan bastante a sus mamitas o papitos humanos; asi que empieza por hablarle, intentar acostarte cerca y disculparte por haberte ido y todo eso. Acercate con golosinas de su agrado y juguetes. Cuando logres que ella te vuelva a tener confianza y a sentirse a gusto, vas a ver que va a ser mas facil hacerle un tratamiento por que no va a tener tanto problema en por ejemplo dejarse el isabelino (en este momento ella ve todo lo que haces como una agresion y el collar le resulta mas humillante de lo habitual)
    Todo es cuestion de tiempo y mucha paciencia. Cuentanos que tal te sigue yendo.

Deja un comentario