La anemia en los gatos

La anemia en gatos

La anemia es causada por la escasez de glóbulos rojos en el sistema circulatorio que se puede desencadenar por varios factores. Puede surgir a causa de una pérdida de sangre como consecuencia de una herida, en cuyo caso de denomina anemia hemorrágica. Si se logra frenar la salida de la sangre el gato podría recuperarse con facilidad.

Para detener la pérdida de sangre puede ayudar un coagulante antes de que esta ponga en riesgo la vida del gato. La falta de oxígeno en el sistema circulatorio resultante de escasez de glóbulos rojos causa una constante debilidad en la salud del felino.

Esta falta también puede originarse a causa de un envenenamiento por productos químicos, en el cual el veneno interfiere en los mecanismos de coagulación de la sangre, produciendo importantes hemorragias esponáneas. La falta de glóbulos rojos en la sangre puede evidenciarse también en la boca adquiriendo esta un aspecto blancuzco; sin embargo, dado que la mayoría de los gatos tienen las membranas y mucosas muy pálidas, ello no siempre se puede intepretar como un síntoma de anemia.

Los glóbulos rojos se producen en la médula del hueso, y cualquier enfermedad que afecte este tejido podría ocasionar una disminución de la producción de glóbulos rojos y provocar lo que se conoce como anemia hipoplástica. La anemia hipoplástica puede ser originada tanto a causa de la alimentación, por faltar en esta los elementos claves necesarios para la producción de glóbulos rojos como por ejemplo, el hierro, o debido al efecto tóxico de algún medicamento ingerido. Es poco probable que los efectos se manifiesten a corto plazo debido a que los glóbulos rojos tienen una vida de casi 12 semanas.

Si sospecha que su gato sufre de anemia, el primer paso es hacerle las pruebas correspondientes para poder determinar cuál es el tipo de anemia. En algunos casos la destrucción de glóbulos rojos puede producirse directamente en la circulación como consecuencia, por ejemplo, de una infección parasitaria o de un envenenamiento, dando lugar a la dolencia llamada anemia hemolítica.

Se debe por lo tanto esclarecer un tratamiento para eliminar la causa concreta, aunque los suplementos vitamínicos, sobre todo la vitamina E y las vitaminas del grupo B, pueden ser de gran ayuda en cualquiera de los casos.

La anemia en los gatos puede ser una enfermedad relacionada con la leucemia vírica felina. Ello se debe a que el virus puede dañar el tejido hemapético en los huesos, asi como destruir directamente los glóbulos rojos. En estos casos es muy difícil pronosticar cuál puede ser la causa de la enfermedad.

Fuente: El libro del gato

[smartads]

Share Button

2 comentarios en “La anemia en los gatos”

  1. Sempre mandem novidades para gatos amo todos vcs

  2. gracias por la informacion, mi gato tiene anemia y este articulo me ayudó bastante a comprender la enfermedad. amo a los gatos y me gusta mucho el trabajo que hacen en gatos domesticos. saludos

Deja un comentario