Como cuidar a una gata que acaba de tener gatitos

Como cuidar a una gata que acaba de tener gatitos

Hay pocas cosas más reconfortantes que una camada de gatitos recién nacidos junto a una orgullosa madre. Después de dar a luz, a la madre gata se le debe dar un cuidado especial para proteger su salud y la salud de su camada.

Leer másComo cuidar a una gata que acaba de tener gatitos

Como saber si mi gata esta embarazada

Como saber si mi gata esta embarazada

Cómo saber si una gata está preñada

Me han llegado muchos mensajes preguntando como se puede saber si una gata está embarazada, cuáles son las características y signos que presenta una gata preñada.

La gestación en las gatas dura entre 63 y 69 días. La evidencia externa del embarazo de una gata aparece casi al mismo momento que se desarrollan los pezones, sobre todo cuando es la primera vez que la gata se embaraza. Los pezones se agrandan y adoptan, por lo general, un color rosa o rojo intenso, esto suele ocurrir a partir de las tres semanas de embarazo.

Leer másComo saber si mi gata esta embarazada

Cuidados de una gata preñada

En la última parte de su embarazo, una gata preñada puede ingerir el doble de comida de la habitual. Puede ser alimentada varias veces al día y conviene tener a su disposición siempre agua fresca o un cuenco de leche para gatos, ya que este producto constituye una buena fuente de calcio y minerales necesarios para su buena salud. Si la gata no puede digerir esta leche, un veterinario nos aconsejará mejor sobre alternativas que aporten complejos vitamínicos.

No es necesario restringir la actividad física de una gata preñada, aunque sí es cierto que se debe tener mucho más cuidado en las últimas fases del embarazo a la hora de sostenerla y acariciarla. Aproximadamente una semana antes del nacimiento de los gatitos, resulta eficaz eliminar las lombrices de la madre para que esto no vaya a convertirse en una fuente de infecciones, y es conveniente continuar con el tratamiento hasta la primer semana de lactancia.

Leer másCuidados de una gata preñada